Idilio de una tormenta

El cielo no es consciente que acá abajo mantenemos pendientes

no se asara por prevenir que clase de energía ha de emitir.

Sin embargo como ya es de prever, una app se encarga de avisar lo que quieres hacer

te enfureces porque quieres acabar con todo lo que se cruza en tu poder

ni los caninos que aguardan se salvan de tu mordaz encrucijada.

se entiende que una labor llevas a cuestas

la vergüenza de llevarte contigo una porción de la naturaleza

acompañada de armas y redes enfermas

van y vienen en tu conciencia,

sin tener más opciones, te enredas

y hasta los reyes se mojan sus preseas.