No te aterres

No te aterres si me ves llorar

las lágrimas suelen hacerlo sin razón o con un pequeño pensar

las noches efervescen de nostalgia

de lo que fue, de lo que es y de lo que será,

con inciertos y ficciones

con todo lo que una locura incluye en su nombre.

Nadie paga por un destino lleno de perfidia

con elogios del presente y sobras de un pasado insolente.

No te aterres vida mía,

que más demoro en secar mis lágrimas,

que tu olvidando que fuiste mía.